El contrato de agencia, una oportunidad para crecer en servicios y en relación con el cliente

Image
10/05/2022
12:00

Es un hecho que la relación entre los fabricantes y los profesionales de los concesionarios está cambiando y, para seguir generando rentabilidad, es necesario adaptar los negocios a las nuevas demandas de la sociedad.

El sector del automóvil es uno de los sectores que más sufre las consecuencias de las crisis económicas, sociales, bélicas, logísticas o climatológicas. Y aún con todos los reveses a los que se enfrenta, sigue en pie, aunque de manera distinta a otros escenarios pasados que perjudicaron en gran medida los resultados del sector.

Un nuevo escenario que apuesta por las demandas sociales

Actualmente, se está produciendo un cambio de paradigma en el negocio. Los concesionarios ya no son solo infraestructuras donde ir a comprar un vehículo, sino que se están convirtiendo en empresas de servicios alineados a la movilidad e incluso a la responsabilidad social que requieren los clientes. Una muestra de ello es VIVe, nuestro proyecto de carsharing sostenible en colaboración con Hyundai, que ofrece servicios de movilidad a las zonas rurales de España.

Surgen conceptos como los “nuevos usuarios”: aquellas personas que creen que tener un coche no es más que un medio con el que llegar donde lo necesiten y, por ello, buscarán el modelo de uso más rentable para utilizarlo teniendo en cuenta sus necesidades. Sin embargo, siguen estando presentes en los concesionarios las personas que sí quieren disponer de un vehículo en propiedad.

Aunque, si bien es cierto, las empresas de las que se habla están cansadas de las grandes exigencias del mercado. Si son pequeñas, Hacienda termina decidiendo por ellos su actividad y la dicotomía de criterios es tan grande que tienen que luchar para terminar desgravándose solo un pequeño porcentaje de su actividad. Por otro lado, las grandes empresas o flotistas tienen coches inmovilizados en las compañías, conducidos por una sola persona de ida y vuelta a las oficinas, renegando de un servicio de postventa poco atento, con importantes costes y al que el teletrabajo pone matiz al modelo futuro.

Lidera la movilidad con el software tecnológico Dealerbest

La buena noticia es que los concesionarios están preparados para dar servicios a todos.

En un mundo cargado de servicios de movilidad, la posición más estratégica la encontramos en la red de distribución: por su dispersión geográfica, por su orientación a servicios de calidad, por la cantidad de clientes a los que se llega mediante un clic y por sus instalaciones, que se convertirán en multifuncionales. Creemos firmemente que los concesionarios pueden reinventarse y convertir sus grandes superficies en nuevas líneas de negocio que ofrezcan un valor añadido al cliente y unos beneficios extra. Solo necesitan capacidad inventiva y originalidad para generar nuevos ingresos que les permita seguir cambiando y creciendo en el mercado laboral.

Para trabajar en el contexto de movilidad ya cuentan con la mejor solución de software Dealerbest, desarrollado específicamente para ellos, para que consigan liderar la movilidad en este país compitiendo con cualquiera que quiera llegar a quedarse.

Y tú, ¿a qué esperas para formar parte del cambio?